PI   laBitácora.net                   Mirror Cd por nevrlndtink1

« PreviousNext »

Portero-Programador (III)

2 Marzo 2005

Para que yo pudiera aceptar la oferta de empleo de Portero-Programador que me ofrecía la empresa Cutred Ecojones tenía que encontrar un alojamiento baratito (a ver, con el sueldo de portero no se llegaba muy lejos) y sobre todo por un mes, mucho más difícil.

Un amigo mío que residía en la ciudad, al que van dedicados estos post de Portero-Programador (sobre todo el II, que se tronchaba cuando se lo contaba), que volvía ese mes de agosto a su ciudad natal me alquiló por un precio módico la habitación que él desocupaba ese mes.

En el piso se había quedado un tío majísimo, del norte, con el que hice muy buenas migas, y que ya había terminado la carrera de Químicas y había entrado en el mercado laboral por la puerta grande: de Becario. Llevaba así ya dos años, con la incertidumbre de saber si le iban a conceder la beca una año más, quemado y sin saber muy bien si el próximo mes estaría trabajando o en la puta calle (sin paro claro, la becas no cotizan para eso). A si que para pasar nuestra penas solíamos bajar a las terrazas del bloque comercial que nos pillaba cerca de casa, a tomar cervezas. Un de esos días el amigo que me alquiló la habitación se vino a dar una vuelta a la ciudad y le estábamos esperando para que se uniera con nosotros en nuestras tertulias autocompadecientes. En esas estábamos cuando unos críos de 12 ò 13 años salieron atropelladamente del bar y golpeando nuestra mesa casi nos tiran las cervezas encima. Mi amigo, ya he explicado que era del norte, se levantó y les digo:

- Eh, a ver si tenéis más cuidado …
- Y si no ¿qué? - se volvió uno de ellos
- Pues os pego una par de ostias que os descoloco los pañales, niñatos

En estas sus amigos tiraron de él (mi amigo como digo era un de esos que para que hablar si se podían resolver las cosas a ostias) comentando que no merecía la pena, etc …

Y apareció por fin nuestro amigo. No venía sólo. La chica parecía mona desde lejos. ¿sería su novia? Mi amigo había terminado la carrera el año anterior, Publicidad, y había estado realizando este año unas maravillosas y productivas �??Prácticas en una empresa�??, en una de las más gordas empresas de publicidad. Por supuesto sin pagarle un duro, no aprendió absolutamente nada, enseñó y aportó una creatividad enormes (él valía para publicista un huevo y la yema del otro como suele decirlo), currando haciendo fotocopias, lo típico vamos … Al menos le sirvió para decidir que aquel mundo de explotación en condiciones infrahumanos no era para él y se sacó una buena oposición.

- Hola ¿que tal?
- Os presento a Leticia, una compañera que conocí en las prácticas de empresa. También esta realizando prácticas.

Terminadas las presentaciones les relatamos el pequeño incidente con los niñatos. Curioso le pregunté a Leticia:
- ¿qué tal te fueron las prácticas?
- Puf, mucho trabajo, la verdad, aprender lo que se dice aprender, muy poco. No hacía otra cosa que preparar presentaciones de campañas que diseñaban otros, fotocopias, incluso cortar los collages de los productos con un cuter, con el que un día me pegué una tajo en este dedo tremendo, muy profundo, con una hemorragia que ….
- Pero ¿se te veía el hueso?¿se veía el hueso?

Leticia me miró extrañada ante lo morboso y fuera de lugar de mi pregunta. No sé porque la hice, pero esa Leticia me ponía. Era bastante guapa y un poco pija, pero me ponía. Pero quizás después de esta pregunta mis oportunidades de llegar a algo con ella hubieran bajado. Y no me equivocaba. Después salimos de marcha todos y definitivamente no hubo nada que hacer.

Aquel año, durante el mes de Agosto, reconozco que no me comí una rosca. Era nuevo en la ciudad, apenas conocía a gente y no tenía amigos a si que la verdad es que salvo una par de días que salimos a copear no hice otra cosa que ir a trabajar. Terminado el mes y tras cobrar mi finiquito me volví a mi ciudad de origen con un sabor agridulce sobre la experiencia pero la verdad es que con ganas de volver. Y vaya que si volvería, pero para quedarme definitivamente a vivir y a trabajar. Y la oportunidad se presentó al año siguiente, otro verano, otra sustitución, esta vez dos meses (Julio y Agosto) y otro puesto aún más increíble Analista�??Socorrista. Esta ya fue para morirse. Pero eso lo contaré en otra historia.

Posted in General, Reflexiones, Humor | Trackback | del.icio.us | Top Of Page

No comments yet

Leave a Reply




Estadísticas
Licencia Creative Commons