PI   laBitácora.net                   Mirror Cd por nevrlndtink1

« PreviousNext »

¿Quién quieres ser hoy?

24 Enero 2005

¿Quién quieres ser hoy?

Parafraseando una de las frases comerciales preferidas por Microsoft (que se podía leer incluso en uno de los salvapantallas de Windows) en mi trabajo no solo puedo decidir ¿Hasta dónde quiero llegar hoy? sino ¿Quién quiero ser hoy?

En mi Trabajo tengo que ir adoptando roles distintos a lo largo del desarrollo del proyecto. Unos días de Jefe de proyecto, otros de Analista, otro de Técnico de bases de datos, los menos de Comercial y los más de Progamador. Por supuesto, yo cobro como programador y al cliente se le cobran todos esos puestos (con sus horas, claro). Y como paga, exije contar con todos y para ello, hay que simular los puestos. Lo más fácil es por e-mail: se crea uno cuentas de correo al estilo [email protected] (Mierdoski S.L. es la empresa en la que trabajo yo) o [email protected], o bien de [email protected] (Comercial), [email protected] (Analista), etc…

Por teléfono es un poco más difícil pero basta con cambiar la voz: una voz ronca y tranquila para el Project Manager, una más melódica y rápida para el comercial, etc…

Luego está el tema del contacto personal. Esto ya es más complicado. Cuando son entrevistas con el cliente, la cosa pasa por vestir con estilos diferentes: traje y corbata para el jefe de proyectos, camiseta negra “PHP inside” o “Blade: The edge of Darkness” y vaqueros para el programador … pero prestando especial atención para presentarte a estas personas siempre con el mismo perfil (mejor usar un PDA para llevar el registro, que si no uno se lía). Si tienes varias entrevistas en la misma empresa ese mismo día yo suelo recurrir a la vestimenta “James Bond”. Primero quedo como Jefe de Proyecto o Comercial, con traje y corbata pero debajo llevo la camiseta frikera y los pantalones casuales. Una discreta y rápida visita a los aseos suele bastar para dar “el cambiazo” (truco: usar maletines de tela flexible, para acomodar el traje sin problemas). Una vez, en Torre Picasso conseguí cambiarme en el ascensor ;-) práctica que tiene uno.

Lo más difícil son la reuniones. Ahí la has cagao. La única solución es que el programador ese día esté enfermo, el Project Manager se haya cogido un día para resolver papeles importantísimos, el Comercial esté de vaciones etc… Si sabes con seguridad quién va asistir podrías quedar varios personajes, ir como uno de ellos (que corresponderá con el que conoce el que se encuentre presente en la reunión) y el resto con afortunadas llamadas simuladas de un atasco o un pequeño accidente que le impedirán “asistir” a la reunión se podría salir airoso. Pero repito que es extremadamente peligroso porque cambios en el última hora podrían hacer asistir a otro personal de la empresa que desmontaría el pastel rapidamente, con consecuencias fatales para el desarrollo del proyecto. Y lo digo por experiencia :-(

Esta avanzada técnica de managment de proyectos que han implantado en mi empresa tiene sus ventajas, por increíble que parezca. Siempre le puedes echar las culpas a alguien sin ningún problema: estando de programador, cuando los plazos de entrega se hayan pasado tres pueblos ya, echas pestes sobre el jefe de proyectos, sobre la “mierda” de memoria técnica que preparó y la
estimación de horas, ayudado pòr el “chupatintas” del Analista. Cuando te llame, enfadado, el gerente de la empresa, actuarás como Project Manager y te excusarás diciendo que el programador es un manta, que hace tiempo que estais buscando un programador mejor pero que el mercado de programadores ahora está muy mal, que sois conscientes del problema, etc…

Hoy en día es lo que se lleva en las empresas: bajada de costes, aumento de beneficios, flexibilidad de la jornada de trabajo, movilidad laboral… (traducido a lenguaje currito: “te pago en relación al puesto menos cualificado que ejerzas, cobro 5 puestos al cliente pago uno al asalariado, elasticidad (mal uso de la palabra flexibilidad por parte del empresario que las confunde) de la jornada de trabajo (sabes cuando entras y no cuando sales), poner la puta, la cama, el culo cuando haga falta, hacer de maporrero (no me extiendo más…). Si lo intentas verás que no es tan difícil, aquí tienes algunos trucos ;-)

Y ahora ¿quién quieres ser hoy?

Posted in General, Reflexiones, Humor | Trackback | del.icio.us | Top Of Page

    6 Responses to “¿Quién quieres ser hoy?”

  1. ACid Says:

    Cuanta razón tienes. Nos tratan como supermanes… y sólo nos falta meternos
    a una cabina a cambiar el traje de currito Clark Kent de poca monta por el
    de supermán apagafuegos.
    No deja de ser irónico lo de trabajar con el PuTTY ¿verdad?
    ¿qué desea usted? ¿ramera, chulo, madame? Si es que lo
    llevamos escrito, con el PuTTY a cuestas.

  2. Shoa Says:

    Tu reflexión me ha hecho sonreir en más de una ocasión mientras la leía, y eso se merece al menos una felicitación y el animarte a que sigas escribiendo… ya tienes una fan ;-)
    Besos. Shoa.

  3. labitacora.net » Portero-Programador (III) Says:

    […] on ganas de volver. Y vaya que si volvería, pero para quedarme definitivamente a vivir y a trabajar. Y la oportunidad se presentó al año siguiente, otro verano, otra sustitución, esta vez dos meses […]

  4. labitacora.net » Portero-Programador (III) Says:

    […] on ganas de volver. Y vaya que si volvería, pero para quedarme definitivamente a vivir y a trabajar. Y la oportunidad se presentó al año siguiente, otro verano, otra sustitución, esta vez dos meses […]

  5. labitacora.net » ¿Quién quieres ser hoy? (II) Says:

    […] cubrió el pastel en una de las empresa! No era mi intención escribir una segunda parte del �??¿Quién quieres ser hoy?�??, pero la ocasión lo requiere. Aún me da la risa cuando me acuerdo. Si recordáis […]

  6. labitacora.net » Sistemas de Nunca Jamás Says:

    […] esora, ya que a demás de acceso a Internet les dabamos mantenimiento informático (otra vez ¿Quién quieres ser hoy?). Entro en el despacho de la usuaria: - Perdone, soy el técnico de ICBF (Internet […]

Leave a Reply




Estadísticas
Licencia Creative Commons