PI   laBitácora.net                   Mirror Cd por nevrlndtink1

« PreviousNext »

Vuelta al espacio

5 Julio 2006


Vuelve a volar el transbordador espacial americano en medio de la controversia por la seguridad, puesta en entredicho por una comisión creada a tal efecto, en la que no se asegura fehacientemente que hayan sido efectivas las medidas tomadas después del accidente del Columbia durante la reeentrada en la atmósfera, relativas sobre todo al desprendimiento de la espuma que protege el depósito principal.
En realidad el problema surge desde el momento que se quiso diseñar un cohete que pudiera aterrizar.
En un cohete convencional la tripulación va situada en la parte superior, la zona más segura, anclada además a una torre de lanzamiento, un cohete más pequeño que, en caso de problemas durante el ascenso eyectaría la cápsula de la tripulación, para descender posteriormente con paracaidas automáticos.
Una vez en órbita, se desplegará del cohete la cápsula con la que aterrizarán, protegido el escudo térmico, la parte que protegerá a la tripulación en el infernal descenso a la tierra, de los avatares del despegue.
En el transbordador ese escudo va al aire, y consiste en miles de losetas de carbono-silicio que recubren la estructura de aluminio de la nave, y se desprenden en número no determinado durante el despegue, y son afectadas por el desprendimiento de espuma del depósito principal, en partes críticas como el borde de ataque en las alas, o el timón de dirección.
Por lo tanto el problema surgió en el tablero de diseño, allá por los 70, cuando la NASA necesitaba rellenar el hueco que dejó el Proyecto Apolo, y se subsanará cuando vuele el nuevo CEV en el 2010, todavía en fase de proyecto, y que retornará a la configuración de cohete convencional.
Eso sí, obviando los problemas debe ser la culminación para un piloto, colocarse a los mandos del transbordador y acometer la aproximación final a la pista, que supone la última vuelta y media a la tierra, y aterrizar un aparato que apenas planea (solamente logra avanzar 4,5 metros por cada metro que desciende; un planeador hace 40 metros, y un avión comercial con los motores parados 15) sin propulsión alguna (si lo frena demasiado, no tendría medios de llegar a la pista) simplemente gestionando la colosal energía cinética que proporcionan los 28000 km/h de la reentrada, para aterrizar a 300 km/h en una pista situada en el desierto de Mojave.

Posted in General | Trackback | del.icio.us | Top Of Page

    One Response to “Vuelta al espacio”

  1. Anónimo Says:

    gracias por el afoto

Leave a Reply




Estadísticas
Licencia Creative Commons